Desde nuestra consulta de psicología en Chamartín, Madrid,  hemos observado que cada vez es mayor el número de padres que acuden nosotros en busca de ayuda por el estrés que sufren sus hijos. Hasta hace poco tiempo se pensaba que los problemas de este tipo eran únicamente cosa de adultos. Sin embargo, en los últimos años hemos visto como el número de niños y adolescentes con estas patologías aumenta considerablemente. Los pequeños también pueden sufrir estrés por causas distintas, aunque la mayoría de ellas son muy semejantes a las que padecen los adultos.

Las matemáticas, las sociales, los exámenes y ejercicios, el judo, la guitarra y las demás actividades extraescolares, los campamentos de verano, los partidos, etc., pueden convertirse en tareas muy estresantes que provocan trastornos en el comportamiento o la disminución repentina del rendimiento escolar por lo que son muchos los padres que acuden a nuestra consulta de psicología en Chamartín en busca de ayuda. Además, en ocasiones, los niños tienen que hacer frente a otros problemas personales como la muerte de algún familiar o una separación, creando en algunos de ellos importantes cuadros de estrés e inseguridad.

Los niños son más vulnerables a sufrir estrés de lo que nos pensamos, porque no cuentan con la madurez, ni la experiencia ni las demás herramientas que puede tener un adulto para hacer frente a estas situaciones.

Al igual que ocurre en los adultos, el estrés en los niños se manifiesta de forma muy similar: dolores de cabeza, insomnio, pérdida de apetito, molestias estomacales o los cambios de carácter y comportamiento son algunos de los síntomas que nos pueden hacer pensar que un niño sufre estrés. Si crees que estás ante un cuadro de estrés o ansiedad infantil, no lo dudes y pide una cita con Carmen Atance Posadas.