Muchas situaciones de violencia, mayor o menor, en las relaciones de pareja se perpetúan por la  ceguera y la posición de sometimiento de las víctimas. Por sus sentimientos de desvalorización y por sus miedos.
El victimario no tiene ninguna razón para cambiar pero la víctima tiene muchas.
Es posible romper esos círculos viciosos. Es posible elegir parejas que estén del lado del amor y no del lado del menosprecio y la agresión, que estén del lado de la vida y no de la muerte.
Puedes hacer una consulta si no quieres entregarte a un otro como un objeto que puede destruir.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted