Se atribuye a Epícteto la frase de que tenemos dos orejas y una boca para poder escuchar el doble de lo que hablamos. Si buscas una consulta de psicología en Arturo Soria, te interesará conocer que la habilidad de saber escuchar es fundamental para el éxito de la comunicación entre dos personas y, por tanto, de la relación terapéutica.

A la hora de acudir a una consulta de psicología en Arturo Soria, sabrás que la escucha activa se refiere al estado de atención plena que la persona que escucha presta a quien habla para, así, poder comprender tanto lo que dice como las emociones y las creencias que hay detrás de lo que dice.

En ocasiones, hablando con otra persona, hemos podido experimentar la desagradable sensación de que esta no nos está escuchando. Puede darse el caso de que esté haciendo varias cosas a la vez, de que se encuentre ensimismada, etc. O, por el contrario, puede suceder que nos interrumpa o juzgue lo que estamos diciendo.

La escucha activa requiere también que la persona que atiende desarrolle su capacidad de empatía. La empatía es lo que comúnmente solemos llamar ponerse en el lugar del otro o, de igual manera, en los zapatos o en la piel del otro. Cuando intentamos comprender a la otra persona desde el modo en que ella ve la realidad, podemos estar más cerca de entender cómo es su mundo y por qué actúa como actúa. Además, solo al sentirse comprendida esa persona podrá confiar en quien le está atendiendo.

Desde la consulta de Carmen Atance Posadas, destacamos el pilar básico que supone la escucha activa en la relación de ayuda a las personas. Porque cuando sentimos que otra persona nos escucha plenamente es cuando podemos empezar a abrirnos y, como consecuencia de ello, a sanar.